BLOG

La desigualdad en las Fuerzas Armadas

La carrera militar ofrece privilegios que garantizan una buena jubilación, y más rápida comparada con las carreras civiles. Sin embargo, este sistema presenta preocupantes brechas de desigualdad en las pensiones y cesantías entre la tropa y los oficiales. Aquí te presentamos el dato.

Debido al incremento en los últimos años del 200% de los sueldos para el personal de las Fuerzas Armadas, han crecido también las prestaciones de cesantía y jubilación, pero de forma bastante inequitativa.

Pongamos algunos ejemplos concretos: mientras que un general puede recibir una pensión de entre 4400 y 4800 dólares, un suboficial recibe entre 2100 y 2500 dólares, una diferencia abismal, aún con un tiempo similar de servicio. ¿A qué se debe esto? A que las pensiones en las Fuerzas Armadas se deducen a partir del último sueldo recibido.

 

pensiones

Si vemos las cesantías, encontraremos similar nivel de desigualdad. Para la creación del fondo de cesantía de las Fuerzas Armadas, contribuye el soldado y el Estado, pero esto no se maneja en cuentas individuales, sino como un fondo de reparto que evidencia algunas condiciones injustas. Por ejemplo, los oficiales reciben una cesantía que va desde 12 mil dólares para el grado más bajo (teniente), hasta 211 mil dólares para el máximo grado de general. Pero la tropa recibe cesantías desde 7400 dólares para cabo segundo hasta 106 mil para suboficial mayor.

cesantias

Y si comparamos la seguridad social militar y civil, encontraremos más desigualdades. Por ejemplo, en la sociedad civil la máxima cesantía que puede percibir un trabajador es de 53 mil dólares, después de 40 años de trabajo. En el mismo tiempo de servicio, un oficial militar se retira con más de 200 mil dólares.

Para ilustrar esto, hagamos una comparación. En el sector público, si un trabajador deja una entidad, recibe una cesantía que corresponde a cinco salarios básicos unificados por cada año trabajado. En cambio, si un soldado se retira antes de los 5 años de trabajo, no podrá retirar sus fondos de cesantía, a los 20 años podrá retirar pero solo sus contribuciones, no las que llegaron por parte del Estado, y lo que no puede retirar sirve para costear las cesantías más altas.

En el sector civil hay un techo para las pensiones, no existe límite alguno para las jubilaciones militares. Consecuentemente, la pensión más alta de los militares es dos veces la pensión máxima en el sector civil.

 

 

 

Publicar comentario

cuatro + uno =