BLOG

Periodistas de primera y se segunda clase para el régimen de Moreno o ¿Por qué EL COMERCIO se fue del conversatorio de Carondelet?

La charla, animada y con cazuela de mariscos como despedida, tuvo un entremés agridulce: en la lista de los periodistas y medios invitados al conversatorio se incluyó a más de tres docenas, como se aprecia en el documento adjunto, pero por decisión del presidente Lenin Moreno solo podían hacer preguntas sus “amigos”: Alfonso Espinoza, Miguel Ribadeneira, Diego Oquendo, Patricia Estupiñan, Mónica Almeida, Rafael Cuesta, Eduardo Mendoza y Carlos Rabascall, cada uno de los cuales llegó con sus mejores galas.

Listado de periodistas con permiso para hablar y que se sentaron en la mesa principal.

 

Al final del encuentro Moreno habría conocido de la salida de varios periodistas que fueron convocados y no se les permitió sentarse en la mesa del Salón de Banquetes. Y frente a eso solicitó pedir disculpas, pero ya era tarde. Incluso, departió con sus “amigos”, entre ellos Oquendo quien ya no hizo públicas sus quejas sobre el “gasto en comidas y almuerzos” como lo hacía cuando presidía el Gobierno, Rafael Correa.

La “mesa servida” para los periodistas predilectos del Palacio provocó también el rechazo de los demás reporteros, camarógrafos y fotógrafos a los que se les pidió salir cuando concluyó el conversatorio. Janeth Hinostroza aprovechó para hacerse selfies, que luego divulgó en las redes sociales.

Según una fuente de Carondelet en esa lista inicial estaban algunos representantes de medios nacionales y extranjeros que fueron convocados para un conversatorio y no para una rueda de prensa tradicional. Al constatar que en la mesa, junto al presidente, solo iban a estar sus amigos, entre otros Marco Aráuz, representante de diario El Comercio, se fue molesto del Salón donde se realizó el encuentro.

Varios de los comunicadores presentes reclamaron al equipo de protocolo por qué no se hizo un conversatorio y se optó por doble ronda de preguntas por parte de los “amigos” del presidente Moreno.

Listado de periodistas sin derecho a hablar y ubicados de fondo del salón.

 

La justificación que le habrían dado a Aráuz, por ejemplo, es que ya un representante de la misma empresa estaba en el conversatorio. Se referían a Miguel Ribadeneira. Sin embargo, Alfonso Espinoza de los Monteros y Patricia Estupiñán también son de la misma empresa.

El encuentro, además, no estuvo precisamente marcado por plantear preguntas sino por hacer recomendaciones y hasta críticas, como lo hicieron los representantes de El Universo, Ecuavisa y Teleamazonas. De hecho la representante de este último canal, la entrevistadora Janeth Hinostroza, llegó atrasada con casi media hora y fue ubicada al final de la mesa, junto a algunos de los ministros.

Desde Oquendo hasta Rabascall compartieron con Moreno al final y en vez de hacer preguntas le hicieron sugerencias para que, al menos, se reformara la Ley de Comunicación, pues el Primer Mandatario ya había dicho que ese cuerpo legal era bueno, pero que si requería de reformas sería luego de que terminen las mesas de diálogo con los periodistas (a las que no han ido ninguno de los “amigos” de Moreno) y si era necesario hacer otra consulta ser haría para este tema.

La misma fuente de Carondelet comentó que hubo varios puestos vacíos que estaban destinados a los altos directivos de otros medios que fueron invitados, pero a última hora se prohibió ocuparlos porque solo estarían ahí los que iban a conversar con el Presidente y sus ministros.

Causó molestia además el reclamo de Rafael Cuesta sobre las cadenas nacionales que se habrían exigido pasar en los canales de televisión. Según él alrededor de 40 en menos de un mes.

TAGS > , , , , , , , , ,

  • Johnny romero

    Las malas imitaciones de periodismo no 👎 contribuyen para nada son solo repres de ricos inbeciles

    Responder

Publicar comentario

17 − 3 =